Cargando contenidos...

¿Quieres recibir alertas de nuevos anuncios de empresa por correo electrónico?

Chica emprendedora se lanza al éxito

Esta pandemia obligó a cientos de miles de pequeñas empresas a cerrar, y a pesar de esto, los estadounidenses están comenzando nuevos negocios al ritmo más rápido en más de una década, según datos del gobierno, creando nuevas oportunidades después del cierre y la remodelación de la economía.

Estaba leyendo que las solicitudes para los números de identificación del empleador que los empresarios necesitan para iniciar un negocio han superado los 3.2 millones en lo que va del año, en comparación con 2.7 millones en el mismo punto en 2019, lo cual es una buena señal y el nivel más alto desde 2007.

Como todos sabemos, muchos de estos negocios no durarán. No es un secreto que más de la mitad de las nuevas empresas fracasan en cinco años. Además, es muy difícil predecir el rendimiento de los nuevos negocios, ya que no hay datos de ventas disponibles de los últimos 12 meses, y la mayoría de los ingresos de las pequeñas empresas han sido más bajos que los niveles anteriores a la pandemia. La mayoría de los empresarios se dan cuenta de que la probabilidad de éxito no es alta, y la pregunta es: ¿Están aprovechando las oportunidades de mercado que han surgido rápidamente dado el entorno actual?

Por lo tanto, teniendo en cuenta todos estos hechos, los empresarios pueden querer pensar en una opción no considerada a menudo, pero de mayor probabilidad y rentabilidad de comprar un negocio. Esto permitirá reducir el riesgo de fracaso al adquirir un negocio establecido que no tendrá los gastos inesperados de una startup y el alto costo de posicionar una nueva marca en el mercado. Además, comprar un negocio permitirá aprovechar aquellos negocios que ya estaban en funcionamiento y debido al Covid-19, los propietarios necesitaban repensar su curso de vida y decidieron que la jubilación o la reubicación era una mejor opción para ellos, o incluso si se daban cuenta de que necesitaban cambiar su viaje profesional. Más importante aún, estas empresas proporcionan datos disponibles para analizar el rendimiento de las ventas antes y después de la pandemia y tomar la decisión comercial correcta.

Depende de los empresarios decidir qué camino tomar, y según mi experiencia, la mejor opción es comprar un negocio.